Tajine de cordero y zanahoria al romero

Ingredientes (2 comensales)

2 braons de cordero (muslos u otro corte de paletilla o pierna), 200 gramos de zanahorias baby, 6 chalotas, 3 ramitas de romero, pimienta negra, 60 ml. de vino tinto, aceite de oliva virgen extra, sal.

Elaboración

Pon la base del tajine en el fuego con un chorrito de aceite de oliva, dora los braons a fuego fuerte dándoles la vuelta para que se haga de forma homogénea y salándolos al gusto. Cuando estén dorados, reduce el fuego e incorpora las chalotas peladas y las zanahorias baby al natural.

Deja que chalotas y zanahorias desprendan parte de su sabor a la vez que van tomando el de la carne. Como a nosotros no nos gustan las zanahorias cocinadas muy blandas, las retiramos a continuación, y como la cocción de estos muslos de cordero va a ser larga, también las retiramos, pero las incorporaremos más tarde para que tomen los sabores del resto de ingredientes que componen el guiso.

Así, una vez retiradas chalotas y zanahoria, añade la pimienta negra, dos ramitas de romero y moja con el vino. Deja cocer a fuego lento y cubriendo con la tapa del tajine durante una hora aproximadamente. El tiempo total dependerá del volumen de las piezas de cordero.

Pasado este tiempo, incorpora de nuevo al tajine las chalotas y las zanahorias baby, vuelve a tapar y deja que prosiga la cocción hasta que el cordero esté bien hecho, se verá al contemplar que algunas partes de la carne se despegan del hueso. Entonces apaga el fuego y deja reposar unos minutos.

Si queda mucho jugo en el tajine, redúcelo retirando previamente el cordero y la guarnición, vuelve después a incorporar todos los ingredientes del guiso para que se impregnen de la reducción.

Emplatado

Sirve el Tajine de cordero y zanahoria al romero decorando con una ramita de romero fresco y si lo deseas, acompañado de unas patatas asadas que completarán el plato.